La legítima

Home/Derecho/La legítima

La legítima

Aunque ya existe mucha información sobre la legítima en internet, me gustaría hacer hoy una pequeña referencia a esta materia, ya que en mi último artículo hable sobre «¿Qué ocurre cuando el fallecido no deja testamento?»

Los dos temas están muy relacionados porque cuando terminéis de leer el artículo, veréis como por lo general, el «olvido» de los herederos forzosos no perjudica la legítima.

En el Derecho sucesorio, se llama Legítima a aquella porción de bienes que el testador no puede disponer por haberla reservado la Ley a determinados herederos, llamados por ello herederos forzosos o legitimarios. Es decir, La legítima es la parte de la herencia de la cual no se puede disponer libremente tras el fallecimiento, sino que hay que repartirla entre los herederos forzosos. La legítima también afecta indirectamente a las transacciones inter vivos, es decir, a las donaciones.

Esta figura se creó para garantizar la protección de la familia y la consanguinidad, ya que la familia queda protegida en caso de infortunio.

Lo que está claro es que la sociedad va evolucionando y esta figura empieza a tener detractores que afirman que la legítima limita la libertad de la persona de entregar su patrimonio a quién desee, afectando incluso a las donaciones.

Los herederos forzosos son los descendientes, los ascendientes y el cónyuge por este orden. La ley da prioridad a unos sobre los otros, perdiéndose el derecho o disminuyéndose si hubiera otros herederos forzosos con mayor prioridad.

– Los descendientes tienen derecho a dos tercios, uno de ellos a repartir entre partes iguales y el otro según disponga el testador.

– Los ascendientes tienen derecho si no hay descendientes (ni hijos ni nietos). Los ascendientes tienen derecho a la mitad de la herencia, un tercio si hubiera un cónyuge viudo.

– El cónyuge no tiene derecho a la propiedad, pero sí al usufructo vitalicio. Está situación hay que estudiarla detenidamente porque suele afectar a la vivienda habitual:

Si no existen ascendientes ni descendientes al usufructo de dos tercios de la herencia.Si hay descendientes tiene derecho al usufructo del tercio de mejora (aquel a tercio que ha de repartirse entre los hijos según decida el testador) y si hay sólo ascendientes tiene derecho al usufructo de la mitad.

Y llega una de las preguntas más frecuentes del Derecho Sucesorio ¿Puede negarle la legítima a un heredero forzoso?

El legislador ha sido muy restrictivo y los tribunales también.

El código civil en su artículo 848 y ss contempla situaciones en las que el causante puede desheredar a cualquiera de los herederos forzosos.

Los actos se originan previo al fallecimiento, deben ser señalados en el testamento de forma clara y precisa, y el desheredado puede reclamar, pasando la carga de la prueba al resto de herederos.

 Puede desheredar a sus hijos y descendientes a través de:

– Las causas previstas genéricamente para la indignidad (apartados 2, 3, 5 y 6 del artículo 756 del Código Civil).

– Haber negado sin motivo legitimo los alimentos al ascendiente que deshereda.

– Haber maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra.

Para desheredar al padre o la madre:

-Las causas previstas genéricamente para la indignidad (apartados 1, 2, 3, 5 y 6 del artículo 756 del Código Civil).

-Haber sido privado el progenitor de la patria potestad.

-Haber negado alimentos el padre o la madre al hijo sin causa legitima.

-Haber atentado uno de los progenitores contra la vida del otro si no se hubieren reconcilión.

Y al conyuge en alguno de estos supuestos:

-Las causas previstas genéricamente para la indignidad (apartados 2, 3, 5 y 6 del artículo 756 del Código Civil).

-Incumplimiento grave de los deberes conyugales.

-Pérdida de la patria potestad.

-Negar los alimentos a los hijos o al cónyuge desheredante.

-Haber atentado contra la vida del cónyuge testador sin que haya existido reconciliación.

Esta es una materia delicada, y siempre he recomendado asesorarse antes de tomar una decisión de este calibre que deja secuelas en una familia.

By | 2017-05-23T10:20:11+01:00 noviembre 27th, 2013|Derecho|0 Comments

Leave A Comment