El procedimiento monitorio en las comunidades de propietarios

Home/Comunidades de propietarios, Derecho/El procedimiento monitorio en las comunidades de propietarios

El procedimiento monitorio en las comunidades de propietarios

Hoy vamos a tratar en el blog un problema cada vez más habitual en las comunidades de propietarios: El procedimiento monitorio en las comunidades de propietarios..

Respecto la normativa, el artículo 21 de la Ley 8/1999 de 6 de abril, de reforma de la propiedad horizontal desarrollo de forma eficiente este asunto. Señala que es un procedimiento especial dirigido a exigir las obligaciones que debe cumplir todo propietario de vivienda o local para con su comunidad, destacando la obligación de contribuir económicamente con arreglo a la cuota de participación:

Los gastos generales derivados del sostenimiento del inmueble, sus servicios, cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización.

Y los gastos para contribuir a la dotación del fondo de reserva que existirá en la comunidad de propietarios para atender a las obras de conservación y reparación de la finca.

En definitiva, el proceso monitorio es una reclamación de un proceso de impagos de deudas no superiores a 30.000 euros.

Para poder acudir a este procedimiento será necesaria la presencia de los siguientes requisitos:

Convocatoria de Junta incluyendo en el orden del día el tema de las cuentas y deudas pendientes.

Certificación del acuerdo de la Junta, aprobando la liquidación de la deuda expedida por el Secretario con la autorización del Presidente, en la que se incluya la cantidad exacta de la deuda y el propietario deudor.

Acuerdo de la Junta de exigir judicialmente el pago a través de este procedimiento.

Notificación de tal acuerdo en el piso o local del deudor, y en su defecto, mediante la colocación de la comunicación correspondiente en el tablón de anuncios de la comunidad o en lugar visible de uso general habilitado al efecto.

Antes de seguir con el proceso, se deberá dar un plazo de tres días para que el deudor pague todo lo que debe.

Si el deudor no paga en esos tres días hay que presentar una solicitud al juzgado del domicilio deudor. Esta podrá presentarse por un abogado o por el presidente de la comunidad.

En esta solicitud tendrá que venir expresado: La cantidad que debe, el acuerdo certificado de la Junta de Propietarios, pruebas sobre la cantidad adeudada, sobre la notificación al deudor conforme ley y los poderes para presentar la denuncia.

Una vez presentado y se inicie el proceso judicial, el acusado tendrá un plazo de veinte días para interponer alegaciones o para pagar la deuda. Si el deudor no procede al pago de la deuda se desarrolla el juicio, donde se necesitará la presencia de un abogado.

La sentencia que recaiga tendrá fuerza de cosa juzgada. Cabe recurso de apelación, teniendo como requisito de admisibilidad, la consignación de la cantidad líquida a que se contrae la sentencia condenatoria.

By | 2017-05-23T10:20:11+01:00 diciembre 30th, 2013|Comunidades de propietarios, Derecho|0 Comments

Leave A Comment