Principios básicos de la administración de fincas

Home/Administraciones de fincas, Comunidades de propietarios/Principios básicos de la administración de fincas

Principios básicos de la administración de fincas

En el sector de la administración de fincas estamos pendientes de una posible reforma que liberalice el mercado de gestión de fincas, y por tanto, se pueda ejercer la profesión sin estar colegiado en el Colegio de Administradores de fincas de la provincia donde ejerce el profesional.

Los colegios profesionales están haciendo un gran esfuerzo para concienciar al legislador y a la sociedad en general sobre la necesidad de trabajar con profesionales colegiados. Una de las grandes ventajas es la garantía para el usuario de trabajar con un profesional titulado y sujeto a unas reglas profesionales.

En este artículo quiero hablar de los tres principios básicos del Código Deontológico europeo para los administradores de fincas. En el ejercicio de su actividad profesional un administrador de fincas debe:

1.- Información: Deber de informar a las autoridades públicas sobre hechos básicos de las propiedades.

2.- Relaciones con los clientes: Velar por los intereses de sus clientes, ejercer con discreción y actuar con transparencia frente a los clientes en los encargos. Además es necesario velar porque los contratos garanticen la perfecta información y entendimiento de las partes firmantes.

3.- Relaciones con los colegas: Velar por la lealtad de la competencia, por el respeto y la cortesía, evitando en todo caso que cualquier conflicto pueda perjudicar los intereses de los clientes. Por desgracia este principio es vulnerado en alguna ocasión.

Aunque no es una garantía total, contratar un administradores de fincas colegiados ofrece mayores garantías para el usuario.

Leave A Comment