Resolución contrato arrendamiento

Home/Comunidades de propietarios, Derecho/Resolución contrato arrendamiento

Resolución contrato arrendamiento

¿Tiene alguna ventaja la inscripción del contrato de arrendamiento en el Registro de la Propiedad?

La respuesta es afirmativa. Tiene ventajas frente una posible resolución de contrato arrendamiento.

Con la entrada en vigor de la Ley 4/2013 de 4 de junio de Arrendamientos Urbanos, se rompe la prevalencia de los derechos de los inquilinos frente los compradores de fincas urbanas. Con anterioridad, la Ley de Arrendamientos Urbanos (1964) establecía prerrogativas en favor de los inquilinos frente los compradores de la finca. Por tanto no compensaba la inscripción registral de los arrendamientos de fincas urbanas, por su coste económico y de tramitación.

La Ley 4/2013 cambia las reglas del juego al establecer un procedimiento por el cual se materializa la resolución de contrato no inscrito por parte de tercero adquirente. El artículo 14 párrafo 2º de la LAU  señala que si la finca no se halla inscrita en el Registro de la Propiedad,  el comprador podrá exigir lo establecido en el artículo 1571 del Código Civil («El comprador de una finca arrendada tiene derecho a que termine el arriendo vigente al verificarse la venta, salvo pacto en contrario y lo dispuesto en la Ley Hipotecaria. Si el comprador usare de este derecho, el arrendatario podrá exigir que se le deje recoger los frutos de la cosecha que corresponda al año agrícola corriente y que el vendedor le indemnice los daños y perjuicios que se le causen»). El arrendatario únicamente podrá solicitar mantener la posesión tres meses, desde que el adquirente le notifique fehacientemente (no tres meses desde la compra). El inquilino tendrá que satisfacer la renta del alquiler y únicamente podrá reclamar daños y prejuicios al vendedor.

Por tanto, a la pregunta ¿Vale la pena inscribir un contrato de arrendamiento en le Registro de la Propiedad?

La respuesta es sí. Porque sino el comprador podrá ejercitar su derecho resolutorio en cualquier momento desde la compra (sin plazo de prescripción). Por tanto, si alguien te dice que inscribir el contrato en el Registro es una tontería y un gasto de dinero, no le hagas caso, si la finca urbana es enajenada por el propietario con el que firmaste el contrato, el nuevo comprador puede resolver el contrato de arrendamiento.

 

By | 2017-05-23T10:20:07+01:00 enero 20th, 2015|Comunidades de propietarios, Derecho|0 Comments

Leave A Comment